El cuidado del equipo es fundamental para disfrutar al máximo de la nieve en la próxima temporada y tus clases de esquí sean inmejorables. Por eso, queremos compartir 4 pasos que realizamos en nuestra tienda para mantener todo el material en perfecto estado.

1. Limpieza
2. Reparación
3. Fijaciones
4. Almacenaje

1. Limpiamos con un paño suave y un detergente suave. Eliminando todo resto de suciedad. Y lavamos los botínes. 

2. Se cubre con Cofix todos los rasguños de la suela. Se afilan los cantos y se enceran con una capa más gruesa de lo normal. Se deja sin rascar esa cera para que hidrate mejor la suela. Así absorbe mejor la cera el esquí o la tabla de snow todo el verano.



3. Desaflojar la pretensión de las fijaciones de esquí para que la fijación no se estropee con el tiempo.

Aflojar los tornillos de las fijaciones de snow para evitar óxido, y colocar un poco de aceite.

4. Almacenar tu equipo de esquí o snowboard en un lugar seco y fresco, lejos d
e la luz directa del sol, para evitar el oxido a los cantos. Guardar las botas cerradas pero no apretadas.

Si tienes alguna duda o necesitas ayuda con el mantenimiento, no dudes preguntarnos