¿Qué es más fácil el Esquí o el Snowboard?


La pregunta del millón de la mayoría de los debutantes que vienen a nuestra escuela en sierra nevada y quieren deslizarse sobre la nieve por primera vez, es esta.

Como profesionales no es fácil asesorar en cuanto a la modalidad adecuada para cada persona sin influenciarnos por nuestro deporte favorito, precisamente porque es una decisión muy personal y principalmente el tipo de clase lo debe decantar, el gusto del consumidor.

Los expertos debemos ser imparciales y aconsejar únicamente en función de las preferencias del posible esquiador/a o rider. Sus aspiraciones y objetivos futuros en la práctica de los deportes de invierno serán decisivos para aprender el curso de la modalidad más adecuada que le permita exprimir la nieve bajo sus pies.

Algunos factores a tener en cuenta para los que no tienen claro su decisión son:

El nivel de coordinación y motricidad de nuestro físico en la práctica de deportes al aire libre y los relacionados con los deportes de invierno como pueden ser el patinaje o el skate.

El nivel de desarrollo de la lateralidad durante el deslizamiento utilizado en otros deportes o medios de transporte (Surf, skate, wakeboard, patinete, etc.).

La habilidad que presente el usuario para mantener el equilibrio determinará si le resultará más fácil aprender Snowboard en el que el contacto con la nieve se realiza sobre un único canto de la tabla o el esquí en el que tenemos dos apoyos y movilidad de las piernas, a diferencia del snow.

Lesiones anteriores o molestias crónicas que afecten a determinados músculos que experimentan mayor actividad y rendimiento en el esquí o en el snowboard.




Otro tipo de factores que pueden afectar a nuestra decisión son las aspiraciones de la persona a largo plazo en la práctica de estos deportes. Si su objetivo es pasar un fin de semana al año en Sierra Nevada o en otra estación, deberá elegir el deporte que más fácilmente le permita empezar a disfrutar cuanto antes. Por norma general, en este caso es el esquí porque permite poder separar las piernas e ir de frente en la dirección del deslizamiento de una manera más natural y cómoda.

En ocasiones también nos vemos influenciados por la familia, sobre todo por nuestros hijos. Si sus hijos practican cualquiera de las dos modalidades y quieren disfrutar al máximo de la experiencia con ellos, seguramente quieran practicar la misma modalidad todos juntos y normalmente es el padre o la madre quién cede su preferencia por pasar una experiencia inolvidable y lo más feliz posible, en especial para sus hijos.

En cambio si tu objetivo es alcanzar el mayor disfrute de la nieve virgen y ya has practicado otros deportes con deslizamiento lateral y sientes que es lo que más te atrae entonces el snowboard será tu medio de transporte en la montaña.

Espero que os ayuden estas reflexiones en vuestra decisión sobre esta mítica pregunta que solemos escuchar los instructores y sobre todo no olvidéis que como gustos, colores y ese debe ser siempre el principal factor de decisión y no dejaros llevar sólo por lo que menos esfuerzo os suponga. La recompensa y satisfacción personal será mayor si realmente os dejáis guiar por vuestra preferencia principal.